Palabra derivada del latino “infirmitas” (alteración de la salud), la cual se define como anormalidad en el funcionamiento. Para nuestros fines la definición es esta:

Se entenderá por enfermedad a toda alteración de la salud que resulte de la acción de Agentes Morbosos de origen Interno o Externo con relación al organismo, que amerite tratamiento médico o quirúrgico.

En este caso el término “Agente Morboso” significa la causa que ocasiona una enfermedad por ejemplo: un virus, una bacteria, etc.
Por otra parte a diferencia del concepto de accidente, aquí se establece que la enfermedad se derive de factores Internos o Externos.

Por último, la definición indica que debe ameritar tratamiento médico o quirúrgico, situaciones que lógicamente deben realizarse para que opere el Seguro.