Cuando se piensa en los riesgos asegurables de una persona física, se concluye que es necesario más de un seguro si se pretende un aseguramiento integral. Por ejemplo, un padre de familia puede requerir de un Seguro de Incendio para sus pertenencias, además de un Seguro de Cristales y uno de Responsabilidad Civil Familiar (por mencionar algunos casos).

Esta situación generó la necesidad de las Pólizas Múltiple Familiar; éstas incluyen seguros de diferentes ramos orientados a los riesgos específicos de este sector en especial.

Emplear la póliza Múltiple Familiar representa varias ventajas para las diferentes partes involucradas. Un beneficio para el asegurado es contratar, en un solo acto, seguros para varios riesgos que le son necesarios y por todos ellos obtener descuentos o beneficios que de otro modo no obtendría.

Para el agente le resulta ventajoso manejarlas, ya que obtiene comisiones de varios ramos en una sola póliza, simplifica la entrevista de ventas porque se concreta en un solo seguro, y puede proponer un aseguramiento más completo y de manera simplificada.

Para las Compañías de Seguros, se simplifican los procesos administrativos, captan primas de ramos importantes (como el caso de Incendio) de manera muy sencilla y que de otra manera resultaría muy difícil.

Objetivo

La póliza de seguro familiar está diseñada para proporcionar protección integral a los bienes que constituyen el patrimonio de las familias.

Mediante esta póliza se satisfacen las necesidades básicas de aseguramiento de las unidades familiares, pues se puede observar que los bienes objeto de seguro son la base del patrimonio de las mismas y al resarcir las pérdidas o daños que la afecten, permite la continuidad económica de las familias.